INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA EN PONTEVEDRA

      

Los Hermanos de la Fraternidad de Cristo Sacerdote y Santa María Reina ponen su vida amorosamente en las manos maternales de la Virgen María, su Madre y Reina, haciéndolo todo por María, con María, en María y para María. Con Ella tienen un trato filial, confiado y constante, viviendo la espiritualidad de la Santa Esclavitud, a ejemplo del Señor que en todo dependió de Ella mientras estuvo en su seno virginal, y vivió en esclavitud de amor toda su vida respecto del Corazón Inmaculado de su Madre Santísima.

Nuestra espiritualidad mariana descubre una enorme riqueza y un particular matiz en los mensajes de la Virgen María y el Niño Jesús a Sor Lucía, vidente de Fátima, en la ciudad de Pontevedra (Galicia-España) cuando era religiosa Dorotea. Lo que Santa Margarita María de Alacoque y la ciudad de Paray-le-monial significa para la espiritualidad del Sagrado Corazón, lo es Sor Lucía y la ciudad de Pontevedra para la espiritualidad del Inmaculado Corazón de María. Las apariciones en Fátima a los tres pastorcitos son la preparación para las apariciones de Pontevedra y Tuy.

El 13 de julio de 1917, tras mostrarles en visión el infierno a los tres niños, la Virgen les reveló: "Visteis el infierno a donde van las almas de los pobres pecadores. Para salvarlas, Dios quiere establecer en el mundo, la devoción a mi Inmaculado Corazón." Pues bien, será el 10 de diciembre de 1925 en Pontevedra, cuando la Virgen y el Niño Jesús manifiesten el plan que Dios quiere establecer en el mundo para la salvación de los pobres pecadores. Estas son las palabras de Nuestra Señora.

"Mira, hija mía, mi Corazón cercado de espinas que los hombres ingratos me clavan sin cesar con blasfemias e ingratitudes. Tú, al menos, procura consolarme y di que a todos los que durante cinco meses en el primer sábado se confiesen, reciban la Sagrada Comunión, recen el Rosario y me hagan compañía durante 15 minutos meditando en los misterios del rosario con el fin de desagraviarme les prometo asistir en la hora de la muerte con las gracias necesarias para su salvación".

Queriendo responder a este llamamiento del cielo, hemos preparado estas tres publicaciones con el fin de dar a conocer este mensaje y ofrecer un material para poder realizar la reparación pedida.